Blog

Errores habituales al hacer negocios con China

54e8d2444b51a914f6da8c7dda79367c1138dee557556c4870297ad39644c258bf_640.jpg

Cuando un empresario planea vender en un nuevo país, a veces comete el error de pensar que las cosas funcionarán igual que en su mercado actual. Tal es el caso de los que se están aventurando a vender en China por Internet. Nunca hay que olvidar los aspectos culturales, la normativa del gobierno o las necesidades del público, pues cambian totalmente la estrategia.

Errores que se cometen en el comercio electrónico en China

No estudiar la cultura del país ni las necesidades del público

Se comete el error de pensar que toda estrategia es aplicable a cualquier mercado. Hay que tener en cuenta los aspectos culturales. Por ejemplo, indicar que una web cuenta con el apoyo o colaboración del gobierno genera confianza en países europeos. Pero ¿qué ocurre si en otro país la gente suele desconfiar de su gobierno? Como es el caso de China, donde deben buscarse otras formas de simpatizar con el público.

Si un producto vende bien en occidente no tiene por qué ser igual en China. Los chinos fabrican una gran cantidad de productos que se consumen en occidente. Puede ser complicado sorprenderles con cosas como la tecnología. Para tener éxito en el comercio electrónico en China hay que diferenciarse. Ofrecerles un producto exclusivo, de lujo y con gran calidad.

Mala estrategia de precios y forma de negociar incorrecta

Abrir una tienda online en China con productos baratos no garantiza el éxito. La razón es muy simple: los chinos ya son los «reyes de los productos de bajo coste». Cualquier cosa que se les pretenda ofrecer con el precio como único incentivo no funcionará. Ellos ya pueden comprarlo más barato en su país. Es más, los occidentales compran a China porque es más barato. El cliente chino busca un producto único, de diseño y con una calidad superior a la que ellos ofrecen. Es lo que esperan de occidente.

La rigidez a la hora de negociar con los chinos tampoco es una buena aliada. A ellos les encantan el regateo, las discusiones, enfrentarse y resolver los problemas por sí mismos. Un error de los occidentales es creer que ante el más mínimo malentendido estarán intentando engañarles. En China las cosas no funcionan así. Los chinos no llevan sus contiendas comerciales al juzgado tan fácilmente. Simplemente hay que acostumbrarse a renegociar, pues forma parte de su cultura comercial.

Abrir una tienda online en China sin consultarlo con el gobierno

China tiene un gobierno mucho más restrictivo y controlador que otros países. Esto es algo que se suele pasar por alto cuando se quiere entrar al comercio electrónico en China, y es un error. El gobierno chino no permite abrir una página web destinada a la venta ni obtener un dominio chino sin haber expedido antes una autorización (licencia). Deben realizarse todos los trámites. En compensación, se tendrá acceso a un mercado de 1.300 millones de personas

El error de no solicitar ayuda a agencias especializadas en vender a China por Internet

Por último, y no menos importante, debe considerarse recibir ayuda externa de agencias que asesoren sobre las cuestiones legales en China y cómo implementar una estrategia de marketing en el país.
imagen

ChinaEnglish

¿Quieres estar al día de la industria digital china?

Te traemos las mejores noticias relacionadas con el Ecommerce y el Marketing Digital en China